¿Por qué escribo una bitácora?

28 05 2008

Este es un tema recurrente, que termina apareciendo en la mayoría de sitios que visito. Básicamente es un pequeño resumen de sus andanzas, pasando por los diferentes servicios (véase culo inquieto), elogios hacia sus lectores y grandes dosis de ego en conserva, cómo no.

Yo no voy a ser menos, pero enfocado en las siguientes preguntas:

¿Por qué cerré el wordpress una nochebuena de 2007?

¿Por qué tuvieron que pasar 4 meses para que me atreviera a teclear?

La primera es de fácil respuesta. Me desanimé. Ya había utilizado otros medios sociales, actualizaba un par de fotologs, que aún conservo y mantengo, y había empezado mi furor por el twitter, que ya ha ido a menos, por cierto.

Empecé a escribir y, dada la baja cantidad de visitas diarias y los pocos comentarios, además de que pasaba una mala racha, opté por mantenerlo en coma, tomarme un tiempo, reflexionar, disfrutar de la vida, conocer gente nueva a través de la red, desengañarme de otros tantos y continuar, al fin y al cabo.

Privaticé todas mis entradas, colgué una última con una foto, obra de mi compañera de viaje, y me consideré Desaparecido.

Así queda respondida la primera pregunta, o al menos me lo parece.

Manzanita

Pasé así un tiempo, un espacio lleno de cambios, experiencias nuevas, otras resucitadas, verdades veladas y mi estado de ánimo mejoró. Pero lo que motivó la reapertura fueron algunos correos que comenzaron a florecer en mi mail y mi msn.

Antiguos usuarios migrados del fotolog, lectores escapados y un par de trolls de lengua afilada me animaban a repetir alguna que otra historieta que había escrito, me preguntaban por qué no actualizaba, incluso tachándome de “puto vago” por no sentarme a escribir con el talento que tenía. Lo del talento lo dudo bastante, pero bueno.

Tras 4 meses en silencio, haciéndoles caso, además de que me apetecía volver, me reincorporé a este mundillo. Me había licenciado en la escuela bloguera, había visitado nuevos sitios, desechando algunos, comprobado que la gente es igual de cruel en la red como en la vida real y que esto no es un mundillo de nubes de gominola.

Al final, había terminado por crecer. Con 19 años y los 20 en perspectiva, ya era hora de que me tocara.

Ahora me lo tomo con calma, escribo para mi, lo que quiero y cuando quiero. Sin agobios, teniendo en cuenta que esto no es un trabajo. Y si por casualidad a una persona consigue decirle algo, hacerle reflexionar o que le dé un leve vuelco al corazón; aunque sea por un pequeño espacio de tiempo, me consideraré afortunado.

Esa es la razón de garabatear este texto, para darles las gracias a todos aquellos que se pusieron en contacto conmigo y me dieron su apoyo. Y aquí se responde a la segunda cuestión.

Finalmente, cómo dicen mis paisanos de Warcry:

Aunque ellos lo pretendan, hay que seguir luchando: ¡Contra el viento!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: