Febrero literario

2 03 2009

Y al igual que hace un mes llego a vuestros hogares para comentar toda la literatura que me he tragado a lo largo del mes. A diferencia de lo que pensaba, terminé entre Paul Sussman y McCarthy y sin dejarme arropar por Jack Kerouac. Creo que mi salud anímica lo ha agradecido.

Allá vamos:

El enigma de Cambises

Comencé el mes con este libro de misterio y aventuras enmarcado en el Egipto arqueológico. Lo que parece una muerte accidental resulta ser parte de una completa trama en el que están involucrados británicos, estadounidenses y terroristas de oriente medio.

Me ha parecido un libro interesante, de fácil lectura y entretenido. Con misterios, accion y asesinatos de por medio. Tiene unos personajes bien construidos aunque no inolvidables y que se adaptan bien a la realidad de la zona. Y cuenta con un final que, aunque no sea muy original, si se puede considerar poco previsible. Si tuviera que buscarle alguna pega, sería que en los últimos capítulos se centra demasiado en la historia del detective egipcio dejando de lado a la chica guapa.

En resumen, no pasará a la historia pero consigue lo que pretende sin caer en grandilocuencias como las que hablaba hace un mes con mi amigo Zafón.

La carretera

Lo terminé ayer mismo y aún estoy con el entusiasmo recorriéndome el cuerpo. El último libro de Cormac McCarthy me ha encantado. Mientras que No es país para viejos no me había acabado de convencer, éste se ha convertido en el mejor libro que he leído en lo que va de año.

La historia nos sitúa en un futuro post-apocalíptico, con una tierra devastada, pueblos abandonados y demás parafernalia Mad Max. Un hombre y su hijo son los protagonistas. No conocemos sus nombres ni su pasado, quizá para dar a entender que son dos supervivientes cualquiera con un único deseo: seguir caminando hacia el sur por la eterna carretera en busca de un futuro mejor.

Quizá lo que más me ha gustado ha sido el final, quizá demasiado happy para algunos, pero que, a diferencia de No es país para viejos, deja un bonito mensaje en el aire: Siempre hay sitio para la esperanza.

Es increíble que sea un libro tan emocionante teniendo en cuenta que no pasa nada.

Bueno, Marzo comienza y quizá esta vez si me atreva con la Generación Beat o algo de William Blake. En Abril hablamos.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

2 03 2009
Juan Ángel

Mmm! Yo leí hace varios años el primero, y solo recuerdo que me gustó xD. Best-seller egiptíaco, qué mejor que eso.

2 03 2009
Míriam

No he leido ninguno, pero no sé si serán mi estilo…

Dos libros en el mes mas pequeño, no esta nada mal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: