Temporal

5 05 2009

.

Me encantan los días de viento. De esos que apenas dejan abrir los ojos y alborotan el pelo. Me permiten evadirme, el vertiginoso aire forma burbujas en mis oídos, ensordeciéndome durante unos breves instantes. Y me olvido de los ruidos de la urbe. Me olvido de todo y vuelo.

Puedo cerrar los ojos y sentir el frío en la punta de mis dedos, el vello de mis brazos erizado. Siento la arena bajo mis pies, la sal inundando violentamente mis conductos nasales y el arrullo del mar a escasos metros.
Y entonces me traslado a kilómetros, y todo cambia. ¿Soy una persona diferente? El oxígeno es verde y estoy rodeado de la cruel naturaleza, todo es un remanso de paz y tranquilidad.

Pero abro los ojos y sigo aquí, entre el ruido quejica de una vieja furgoneta y el pasar de seres entre la niebla, mientras los sucios edificios me devuelven una triste mirada gris.

Quiero huir.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

6 05 2009
Míriam

A mi también me gusta el viento, pero porque me gustan las cometas.

6 05 2009
Gatit

¿Te puedes creer que nunca he hecho volar una cometa? 🙂

6 05 2009
Mr. Wind | Diretes y dim.es

[…] Gatit me ha refrescado (y nunca mejor dicho) la memoria. Recuerdo que cuando era pequeño, cuando jugaba a esto que tanto nos gustaba (y aún hoy) de Pokémon o cosas por el estilo, siempre elegía el elemento del viento. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: