Mayo literario

1 06 2009

El mes de las flores ha llegado a su fin y por mis manos han pasado otros 3 variados libros, incluyendo una novela gráfica, la primera del año. Suelo leerme un par de ellas al año y curiosamente las 3 últimas son obra del gran Alan Moore. Sospecho que en los próximos meses seguiré resucitando a los muertos y con ellos a Will Eisner y su Spirit. Aunque eso es otra historia, claro.

El Color de la Magia

Esta es mi primera incursión en la saga del Mundodisco, creada por Terry Pratchett Había oído hablar de estos libros y de la adoración que sienten algunos por Gran A’Tuin, la tortuga gigante.
La historia se basa en una serie de coincidencias, embrollos y mandatos divinos que se entremezclan poniendo en serios problemas a los protagonistas. La acción la acaparan Rincewind, un mago fracasado y Dosflores, el primer turista de la historia del disco, aunque numerosos personajes secundarios aportan una nota de color al relato.
La comedia y la ironía impregnan todo el libro. Y esa es la principal diferencia que distingue este libro de otras novelas de fantasía que han pasado por mis manos. Todo está narrado con sarcasmo y las situaciones se resuelven de forma absurda en muchos de los casos.
Me ha gustado, lo reconozco. Pero no creo que lea alguno más de la serie. Después de escuchar tan buenas críticas me ha dejado un poco frío. Aún así, lo recomiendo a todo aquel que le guste la fantasía o quiera pasar un buen rato. Quizá a ti te apasione y descubras una nueva saga a la que engancharte.

Watchmen

Este mes he sido afortunado y por casualidades del destino, terminó en mi casa la serie completa de Watchmen. Cada comic venía guardado en su funda individual y todos ellos databan del 88. Todo un lujo.

¿Qué decir de una de las mejores obras de Alan Moore? El creador de V de Vendetta o La Liga de los Caballeros Extraordinarios sigue demostrando porque es uno de los grandes, siempre codiciado por las avariciosas manos de Hollywood.

Irremediablemente, tiendo a comparar esta pequeña maravilla con las otras dos que ya he leído. Y la verdad es que las 3 tienen un trama increíble, cargada de suspense y misterio. Además está acompañada de historia secundarias y comentarios filosóficos que acompañan perfectamente la trama.

Además, tengo la oportunidad de comentar algo que en los libros habituales no puedo. La calidad visual está muy alta. El diseño de los personajes y escenarios está muy logrado, mezclando sobriedad con notas de color en algunos ambientes.

Creo que no me queda nada por decir. Muy buena, aunque sigo prefiriendo V de Vendetta, se siente.

El Ocho

Termino con el best-seller de Katherine Neville, también conocida por otros libros como El Círculo Mágico o la segunda parte del que hoy hablo, El Fuego. Debo recordar apuntarlos en mi lista de futuras novelas.

Y es que el El Ocho es una novela para entretener. No tiene un mensaje profundo ni mucho menos. Pero es una buena lección de historia europea del siglo XVIII, además de mostrar las tensiones y estrategias de los bloques en plena guerra fría.

La acción presente se sitúa en los 70 pero a través de pasajes nos presenta hechos históricos perfectamente acoplados a la trama. Así, por ejemplo, la muerte de Jean-Paul Marat aparece novelada en unos de los capítulos. Creo que ese uno de los aspectos que más me gustan y, a la vez, me desconciertan. Toda la novela se basa en un secreto (que no voy a desvelar) que no conoce nadie pero que un montón de personajes conocen o han oído hablar de él. ¿En que quedamos?

Sin embargo, he de decir que me gustó bastante y lo recomiendo sin dudar. Perfecto para pasar un buen rato, cargado de suspense y con un punto histórico (al estilo Código Da Vinci) que lo hace muy atractivo.

He empezado a leer la novela autobiográfica de Cioma Schönhaus, El falsificador de pasaportes. Trata sobre los peligros y desventuras que tiene que soportar un joven judío en plena alemania nazi. Todo narrado de forma bastante cómica. Por ahora tiene buena pinta.

Nos vemos.

Anuncios




Abril literario

1 05 2009

Hoy es el Día del Trabajador y han pasado 30 días desde mi última sesión de libros. Ha sido un mes revolucionario, con un viaje a Madrid que me encantó y plagado de sustos. Me ha dado por la lecturas políticas; la vida de Ernesto Guevara me ha parecido muy fascinante y llena de contradicciones. Luego me he ido por todo lo contrario y me atreví con Mein Kampf y Hitler por la que curiosamente no me llamaron sucio nazi en ninún bus. Y todo regado con unas dulces poesías venidas de mitad del campo. Un mes bastante completo.

Che Guevara. Una vida revolucionaria

Y llegamos a la tercera parte de la biografía. Sin duda, la parte más oscura de la vida de este revolucionario, marcada por los fusilamientos de disidentes y contrarios políticos, sus luchas en el exterior y las relaciones con chinos y soviéticos. Pero también su etapa más familiar, casado con Aleida March y 4 vástagos que apenas le recordarían.
Moriría sin llegar a cumplir 40 años, ejecutado en Bolivia, mientras daba su salud en una de sus cruzadas revolucionarias.
Sin duda, este es el libro con el que más he aprendido. Una lección de historia latinoamericana, una forma de ver aplicado el manifiesto comunista, con errores y beneficios y la muestra de que el idealismo aún no ha muerto.

Ha sido una cura temporal contra mi narcisismo innato.

Amor, rebeldía, libertad y sangre

Este libro de Manolillo Chinato es el primer poemario que he leído completo. De otros, como Campos de Castilla, había disfrutado de poemas sueltos y fragmentos. Tampoco es que me lo haya leído de un tirón. A lo largo de unos meses he ido leyéndolos poco a poco, disfrutando de los versos de Chinato, musicándolos silenciosamente y acordándome de la Saga Uoho, tan influida por este genio del campo.
Además de los preciosos poemas, como Cuando te vayas o A la sombra de mi sombra, que pueblan el tomo, está acompañado de unas ilustraciones muy bonitas, acordes con la temática del libro. Algunas de ellas son obra de la propia hija de Chinato, Alba.
Un texto muy recomendable, tanto para fanáticos de la poesía como para iletrados como yo.

Mi lucha

Como bien dice Adolf Hitler en los primeros párrafos, este es un libro para los hijos del nacional-socialismo. Combina de forma caótica elementos de su propia vida con sus ideas políticas. Se puede considerar una mezcla de autobiografía, panfleto político y breve historia de la Alemania de principios de siglo.
Se muestra a si mismo como el superhombre que presentaba Nietzsche, capaz de salvar al mundo de sus dos grandes males, el comunismo y el judaísmo. Una obra realmente profética de los males que se desarrollarían a lo largo del holocausto.
Centrándonos en la parte puramente literaria hay que reconocer que no destaca en ningún aspecto pero es evidente que no tiene como objetivo presentar una lírica atrayente. Más bien resultar contundente, expresando las ideas de una fe ciega y sumamente peligrosa.

Y comienzo el mes de las flores con otros 3 libros en bajo el brazo. Ya le he dado una oportunidad a la saga del Mundodisco. Casi lo he terminado asi que en un mes hablaré de él. Espero haber terminado para entonces El Ocho de Katherine Neville; uno de esos libros que he deseado leer desde hace años pero para el que no he encontrado tiempo.

Ahora es el momento.