Nueve Reinas

16 04 2008

Después de un letargo de 4 meses aproximadamente, creo que ha llegado la hora de devolverlo a la vida. ¿Y cómo recomenzar el blog? ¿Con una interesante historia? ¿Una crítica sobre la web 3.0? ¿Un artículo político cargado de ironía y cinismo?

Pues no.

Como no se me ocurre nada por ahora voy a contaros que hoy casi pierdo el bus. Haceros a la idea, esta bitácora está dedicada a satisfacer los deseos y tendencias onanistas de su creador.

Hoy casi pierdo el bus. Iba caminando hacia la parada tranquilamente cuando vi girar la esquina mi preciado transporte. Fue un momento en el que tuve que tomar una decisión. Y eché a correr.

Nueve Reinas

Es increíble lo que puede hacer el cuerpo humano cuando se ve en situaciones “extremas”. Un spring de 200 metros aprox en unos 8 segundos. A pesar de los años de tabaco, alcohol y drogas varias; parece que aún mantengo la forma de los antiguos años. Y en realidad, yo no he corrido así en mi vida. ¡Si es que adelanté a un ciclista que iba por el arcén!

Cuando pasé la banda magnética del bonobús por la máquina aún me temblaban las piernas y mis pulmones infectados de nicotina suplicaban una bombona de oxígeno. La sangre pitando en los oidos, la vista nublada, el cerebro padeciendo ictus y el mismo pensamiento repetido: “De esta dejo el tabaco“.

Pero llegué. Y a esto viene la foto de hoy, que tampoco viene a mucho, ni siquiera he visto la película (a pesar de que ha tenido buenas críticas, lo sé) pero seguro que si corren tanto es porque van a perder el bus. =P

Contado hasta parece heroico. Vaya morro que tengo.