2009

31 12 2009

Casi un mes más tarde de mi último paso por aquí, me veo en la obligación de despedirme del año por todo lo alto. Dejo muchas cosas en el tintero, lo sé. En el 2008 hice unas reseñas al disco y película del año. Además, desde verano no hago ningún comentario de los libros que he leído. Quizá el año que viene tenga más tiempo.

2009. 2009. 2009, otro año que se va. Podría hacer un resumen de lo que ha sido estos 365 días, comentar si he cumplido con mis própositos del año, hablar de experiencias y demás. Pero la verdad es que me quedo con lo básico, soy feliz. He conocido gente nueva, me he conocido mejor a mi mismo y me he definido como soltero. En definitiva lo he pasado bien.

¿Y lo que queda? Pues seguir haciendo feliz a Irene, dure lo que dure. Porque cada día que recibo una sonrisa suya, es un día que le he robado al destino.

Nos vemos el año que viene.





Propósitos para el 2009

1 01 2009

Para este nuevo año que se nos presenta he decidido plantearme sólo 2 propósitos que, al menos esta vez, espero cumplir.

  1. Dejar de fumar: Mi pequeña cruzada de mediados de año sirvió para reducir una barbaridad las dosis de nicotina y ahora apenas prendo un cigarro. Cuando salimos de bares suele surgir la tentación de llevarme el filtro a la boca. Eso es lo que hay que cambiar. A ver como resulta.
  2. Ser agradable: Creo que este lo tengo que explicar. Yo soy un tío muy borde. Todo el mundo me dice que me paso el día con cara de enfado y soltando cortes a la gente que no me termina de gustar o con la que no tengo confianza. Por eso, no suelo conocer a nuevas personas. Sin embargo, ese puntito de hijoputismo es una de las cosas que más le gusta a más de una. Pues eso, toca ser social.