Abril literario

1 05 2009

Hoy es el Día del Trabajador y han pasado 30 días desde mi última sesión de libros. Ha sido un mes revolucionario, con un viaje a Madrid que me encantó y plagado de sustos. Me ha dado por la lecturas políticas; la vida de Ernesto Guevara me ha parecido muy fascinante y llena de contradicciones. Luego me he ido por todo lo contrario y me atreví con Mein Kampf y Hitler por la que curiosamente no me llamaron sucio nazi en ninún bus. Y todo regado con unas dulces poesías venidas de mitad del campo. Un mes bastante completo.

Che Guevara. Una vida revolucionaria

Y llegamos a la tercera parte de la biografía. Sin duda, la parte más oscura de la vida de este revolucionario, marcada por los fusilamientos de disidentes y contrarios políticos, sus luchas en el exterior y las relaciones con chinos y soviéticos. Pero también su etapa más familiar, casado con Aleida March y 4 vástagos que apenas le recordarían.
Moriría sin llegar a cumplir 40 años, ejecutado en Bolivia, mientras daba su salud en una de sus cruzadas revolucionarias.
Sin duda, este es el libro con el que más he aprendido. Una lección de historia latinoamericana, una forma de ver aplicado el manifiesto comunista, con errores y beneficios y la muestra de que el idealismo aún no ha muerto.

Ha sido una cura temporal contra mi narcisismo innato.

Amor, rebeldía, libertad y sangre

Este libro de Manolillo Chinato es el primer poemario que he leído completo. De otros, como Campos de Castilla, había disfrutado de poemas sueltos y fragmentos. Tampoco es que me lo haya leído de un tirón. A lo largo de unos meses he ido leyéndolos poco a poco, disfrutando de los versos de Chinato, musicándolos silenciosamente y acordándome de la Saga Uoho, tan influida por este genio del campo.
Además de los preciosos poemas, como Cuando te vayas o A la sombra de mi sombra, que pueblan el tomo, está acompañado de unas ilustraciones muy bonitas, acordes con la temática del libro. Algunas de ellas son obra de la propia hija de Chinato, Alba.
Un texto muy recomendable, tanto para fanáticos de la poesía como para iletrados como yo.

Mi lucha

Como bien dice Adolf Hitler en los primeros párrafos, este es un libro para los hijos del nacional-socialismo. Combina de forma caótica elementos de su propia vida con sus ideas políticas. Se puede considerar una mezcla de autobiografía, panfleto político y breve historia de la Alemania de principios de siglo.
Se muestra a si mismo como el superhombre que presentaba Nietzsche, capaz de salvar al mundo de sus dos grandes males, el comunismo y el judaísmo. Una obra realmente profética de los males que se desarrollarían a lo largo del holocausto.
Centrándonos en la parte puramente literaria hay que reconocer que no destaca en ningún aspecto pero es evidente que no tiene como objetivo presentar una lírica atrayente. Más bien resultar contundente, expresando las ideas de una fe ciega y sumamente peligrosa.

Y comienzo el mes de las flores con otros 3 libros en bajo el brazo. Ya le he dado una oportunidad a la saga del Mundodisco. Casi lo he terminado asi que en un mes hablaré de él. Espero haber terminado para entonces El Ocho de Katherine Neville; uno de esos libros que he deseado leer desde hace años pero para el que no he encontrado tiempo.

Ahora es el momento.

Anuncios




Marzo literario

1 04 2009

Es primero de mes y toca comentar los libros que han pasado por mis manos durante estos 31 días. Y la verdad es que no he conseguido leer ni uno. Antes de que lleguen las pedradas, he de decir que he dejado pasar de largo a Ginsberg y demás Beat, y he metido la cabeza en la biografía de Ernesto Guevara. Sí, la misma por la que hace unos días me llamaron sucio comunista en un bus.

Como no lo he terminado no puedo hablar demasiado de él pero voy a dar mis impresiones del principio y mitad del texto.

Che Guevara. Una vida revolucionaria

El libro inicia con una confesión. Mario Vargas Salinas, general retirado se comenta al autor su participación en la ejecución y posterior enterramiento secreto de Ernesto Guevara, el conocido revolucionario.

Si con su desaparición, la CIA esperaba que la figura del Che desapareciera, sucedió todo lo contrario. Se convirtió en un mito, la mirada desafiante que muestra en la foto de Alberto Korda se convirtió en el icono perfecto para cualquier revuelta, tanto la de aquellos estadounidenses que se oponían a la masacre de Vietnam como la de los guerrileros de todo el mundo. Pero, ¿quién fue ese hombre que se propuso cambiar el mundo? Eso es lo que se propone descubrir el autor con este libro.

La biógrafía se divide en 3 partes. La primera, las más extensa por estar documentada por el propio Ernesto a través de su diario, nos muestra la juventud de un argentino de familia acomodada, estudiante de medicina que lucha contra el asma y ganas de conocer mundo. No hay en él nada del comunista que sería después, sólo es una mente idiológica inquieta pero sin rumbo fijo. Viaja a lo largo de América Latina, descubriendo las condiciones en las que viven unas personas que reconoce como hermanos. Poco a poco va tomando conciencia política hasta conocer a Fidel Castro, un encuentro que uniría sus vidas sin remedio.

En la segunda parte, que es la última que he leído completa, nos cuenta la revolución cubana, las batallas en Sierra Maestra y la vida miserable que llevaban los guerrilleros. El Che se muestra como un líder incuestionable, inflexible a la hora de castigar con la muerte a cobardes y desertores pero respetuoso con sus enemigos. Muy lejos del salvaje que nos ha presentado la historia. Y tras dos años de lucha y muerte, los rebeldes conquistan su patria.

En definitiva, una biografía que ensalza al hombre, desmitificando al héroe.